¿Obediencia?

SERGI CORBETO | Mind the Gap  ||   EL HACHO 41

Sin obediencia no hay orden. Sin orden no hay progreso. Sin desobediencia no hay genialidad. Sin genialidad no hay progreso.

La cosa se complica. Obedecer se nos da bien. Te enseñan a ello desde pequeño y lo hacemos hasta desaparecer. Padres, educadores, jefes, parejas, corporaciones y gobernantes dictan reglas y lanzan imperativos que seguimos. Puntualmente desobedeces para romper con lo “normal”. A veces te sale bien y lo petas. Otras salen mal y te petan. Pero siempre regresamos a la senda de lo regulado. Lo contrario te llevaría a ser un eterno rebelde o directamente un sociópata.
Para cumplir los estándares sin mucha dificultad no necesitas estar de acuerdo. Lo haces para evitar pérdidas en las que no estás dispuesto a incurrir. Lo que sí pides es que las normas sean claras, coherentes y potencialmente beneficiosas.
Nuestros amados reguladores andan redefiniendo las reglas del nuevo juego social. Podrían hacerlo poniendo la experiencia del ciudadano en el centro y utilizando técnicas de “Service Design”. Se trata de activar procesos fluidos y sencillos. Y qué quieres que te diga, no los veo por la labor. Me temo que creen más en mecanismos coercitivos y en el relato del miedo.
Y eso no genera una solidaria obediencia. Pero sí una inestable sumisión.

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SIGUENOS EN FACEBOOK